Cuba Agencia Cubana de Noticias botones.jpg (6140 bytes)
                    
Salud
Cultura
b-ecologia.gif (684 bytes)
Ciencia
Deportes
Economía
Efemérides
Curiosidades
Especial

Fidel Castro (artículos)

 

 

La paz en Colombia,  Autor:  Fidel Castro

 tri_red.gif (91 bytes)Descargar libro
 

José Martí

Pensamiento

Literatura

Más sobre el terrorista Luis Posada Carriless


Agencia Bolivariana de Noticias
Agencia Bolivariana de Noticias

aplogo_ain.gif (3658 bytes)

telam.jpg (7743 bytes)

may11333logovietnam05.jpg (2297 bytes)
 

 

 

 

Moto Méndez, chapaco y montonero

Por: Margarita Carmona (AIN)

Moto MéndezA los nacidos en el hoy sur boliviano, especialmente en la zona de Tarija, desde toda la vida los llaman y se llaman así mismos chapacos.

Chapaco fue Eustaquio Méndez, Moto, reconocido como el héroe de muchas batallas en la época de las guerras que por la independencia se libraban en América contra el dominio español.

Nació en 1784 en la localidad de Carachimayo, ubicada en una región que hoy pertenece a Perú; era hijo de españoles, por tanto criollo, y esa condición, unida a sus evidentes deseos de justicia lo convirtieron, fuera cual fuera el sitio donde respiró por primera vez, en un hombre de este continente.

No todos los criollos se sumaron a la lista de los que escogieron el camino de la guerra para derrotar a las tropas realistas españolas e iniciar luego la dura tarea de crear naciones con rostro propio y respirar los primeros aires libertarios, pero otros miles sí. Eustaquio Méndez fue uno de ellos.

Eran tiempos para caudillos, guerrilleros, montoneros, guachos aguerridos, indígenas indomables y pequeños ejércitos de soldados mal vestidos y descalzos que peleaban a fuerza de astucia frente al poder mayor de las fuerzas realistas que representaban por supuesto a la Corona.

Entre los tantos nombres de valientes criollos emerge el de Eustaquio, conocido como Moto Méndez desde mucho antes de la famosa batalla de la Tablada de Tolomosa que se produjo el 4 de mayo de 1817 en la ciudad de Tarija, en el sur de Bolivia.

Allí se enfrentaron las fuerzas realistas encabezadas por el coronel Mateo Ramírez y las independentistas integradas por guerrilleros tarijeños de la denominada Republiqueta de Tarija al mando de Moto Méndez y el Ejército del Norte, al frente del cual marchaba el tucumano Gregorio Aráoz de la Madrid.

La historia reconoce con justicia a El Moto como el soldado valiente que fue, le faltaba una mano pero dirigió un ejército irregular conocido como Los Montoneros de Méndez.

El caudillo chapaco fue un defensor de los más pobres, al punto que en algún momento de la historia, cuando los españoles ocupaban Tarija, sitió con sus pocos hombres la ciudad y solamente aceptó levantar el cerco a cambio de la suspensión del tributo que debían pagar los campesinos, que eran en definitiva los indígenas.

Murió El Moto peleando en la zona de San Lorenzo en el año 1849, cuando tenía 65 años. Su casa es un museo, pero la memoria agradecida de la gente y de la historia pasean otra vez en voz alta su nombre, a pesar de haber transcurrido 192 años de la batalla que lo hizo crecer, la de Tolomosa.

Hoy, otro ejército recorre la tierra boliviana, armado con papeles, estetoscopios, lápices y voluntad de montoneros. Son también como aquellos grupos libertarios, donde lo mismo hubo nacidos en el hoy Perú, la hoy Argentina o la actual Bolivia, con la diferencia que ahora buscan desamparados, para tender un mano sabia que alivie o resuelva sus problemas físicos.

Cubanos, bolivianos y venezolanos, juntos, toman nota de cuanto ser humano discapacitado necesite la ayuda de la ciencia para mejorarles la vida y así, amparados por los objetivos del programa Misión Solidaridad Moto Méndez, se proponen obtener datos estadísticos de las necesidades de un sector de la población, olvidado por la indiferencia.

Esta misión pudiera haber llevado otro nombre, porque héroes por estas tierras no faltan, pero el del chapaco Moto es el que lo abarca todo.

División de la Agencia de Información Nacional (AIN) Fundada el 21 de mayo de 1974 Calle 23 No. 358  esquina a "J" Vedado. La Habana, Cuba
Director General: Esteban Ramírez Alonso Editora-Jefa: Iliana García, Realización: Elio Delgado, Arístides Sotonavarro, Margarita Carmona, Evelyn García y Odalys Moreno